CCOO denuncia tanto en Inspección de trabajo como ante la Universidad la modificación del tipo de contrato a investigadores predoctorales.

    03/03/2017.


    Gracias a la presión ejercida por CCOO ante los rectores de las distintas universidades a lo largo y ancho de la geografía española, hemos conseguido que la CRUE ( Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas  ) dé marcha atrás y solicitan la supresión de estas medidas así como la constitución de una comisión mixta para así mejorar las condiciones de nuestros jóvenes investigadores. 
    Por otro lado, y al mismo tiempo que se presionaba a los rectores acerca de esta cuestión, también se ponía una denuncia ante la Inspección de Trabajo contra el Ministerio de Empleo y Seguridad Social por la modificación unilateral de las Claves de modalidad de contratos Predoctorales sin respetar los procedimientos legales para ello, sin informar a los/las afectados/as de las consecuencias de este cambio así como no haberlo notificado a sus representantes sindicales.
    Es por ello que debemos congratularnos por esta pequeña victoria pero en ningún caso levantar la guardia y seguir muy de cerca los movimientos que se vayan dando a partir de ahora.


    Desde hace unos meses y parece ser que por mandato de la Tesorería General de la Seguridad Social, se está produciendo un cambio de codificación en los contratos predoctorales. También la Seguridad Social está haciendo el mismo cambio, en este caso con efectos retroactivos, modificando la vida laboral de las personas afectadas.

    Lo que parece sólo un pequeño cambio, simplemente poner en el contrato el código 420 ( contrato en prácticas ) en lugar del código 401 ( contrato por obra y servicio ) no es sólo el cambio de un simple código, es la modificación de la calificación del contrato.

    Atribuir el código 420 a los contratos predoctorales significa considerarlos contratos en prácticas, frente a la consideración de obra o servicio determinado que tenían hasta ahora. Este cambio, sin informar a los afectados podría tener otras posibles consecuencias derivadas de la regulación del contrato en prácticas, como por ejemplo la duración máxima de dos años, frente a los 4 que dura un contrato predoctoral estándar, la inexistencia de indemnización por fin de contrato o la imposibilidad legal de contratar a personal con experiencia previa en el mismo.

    CCOO ha denunciado que este cambio en la consideración del contrato predoctoral es contrario a la Ley de la Ciencia y la Tecnología así como al Estatuto de los Trabajadores. Consideramos asimismo desde nuestro sindicato, que la  Seguridad Social no es competente para determinar la calificación de un contrato y que por tanto, las universidades no pueden verse obligadas a cambiar un código de cotización cuando en realidad ese cambio significa una recalificación del contrato ya existente.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.